[S&V RECOMIENDA] Okama Flannel Boy: el sonido de la juventud tlalpeña

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Okama Flannel Boy1

Entre los agradecimientos a lo bueno de 2017 se debe incluir que Fernando Torres haya decidido grabar en estudio composiciones que creyó no le interesarían a nadie, y compartirlas. A comienzos de 2017, David McClymont (bajista y fundador de la venerada banda escocesa Orange Juice) llamó nuestra atención a este chico de Tlalpan, entonces cabecilla de Idle Hands. Desde entonces no ha dejado de subirse gente al barco.

 

Ahora bajo el nombre de Okama Flannel Boy, Fernando está libre de cualquier tipo de concesiones. Y esto se nota. Su debut en formato físico, un 7” EP con cuatro pistas limitado a 300 copias, está por salir en el sello Cloudberry Records (US). Mientras tanto, Okama Flannel Boy nos ha compartido dos pistas en su sitio Bandcamp y un atractivo video de “Carolina St.”:

 

 

Las influencias en Carolina St. son obvias: la música editada en el sello escocés Postcard Records a principios de los 80 (Aztec Camera, Orange Juice) y sus derivados (The Smiths). Pero los colores en la paleta de Fernando son variados, y afirma disfrutar igual de la cumbia tropical (‘Rigo Tovar y Chico Ché me gustan más que cualquier banda de rock mexicano’) que de los primeros álbumes de The Beatles y Madonna. Ya se verá si estos gustos son plasmados en sus creaciones o no. De entrada, nos adelanta que las tres pistas que acompañan a Carolina St. en el EP están influenciadas por Country de la vieja escuela, las composiciones de Carl Perkins, Johnny Cash, y Duane Eddy, y los sonidos de guitarra de George Harrison en For Sale (1964).

 

 

Por el momento, las presentaciones en vivo las impiden la falta de una banda. Las sociedades malogradas en años pasados le han vuelto desconfiado, pero Fernando sigue soñando con un conjunto trajeado, estilo Merseyside. Como sus deseos, sus opiniones son concretas: Los Hollies se descarrilaron sin Nash, lo mejor de Gilmour ha sido pagarle un demo a Kate Bush, los Beatles tempranos conectan más, el CD como formato es irrelevante y desechable, los hombres tienen miedo a ser diferentes y a sacrificar sus privilegios, una vida agradable no es muy interesante, cuando estás en el barrio sueñas con irte.

 

Okama Flannel Boy merece los micrófonos y los reflectores, pero la carencia en estas tierras de un periodismo musical especializado que entienda sus guiños, y de una escena que cobije sonidos ‘jangle pop’, hacen que las apuestas serias sean a una carrera de subida y contra corriente. Fernando ve al pasado a falta de afinidades actuales, nosotros miramos a Tlalpan.

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Contacto y Aviso Legal

Sound & Vision México ® | Todos los derechos reservados 2013 |