LA RESEÑA

810 – Trementina


Burger, 2017

Valorización

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Nosotros somos de Valdivia, a doce horas al sur de Santiago y nos encerramos en un pueblo, bueno, ni siquiera en un pueblo, cerca de un pueblo que queda como hacia la montaña, era una casa de campo, no tenía nada alrededor. Para componer el disco nos llevamos todas nuestras cosas. Íbamos a componer y grabar, porque ya era hora de sacar un disco.

 

Así me lo contó Vanessa Cea, vocalista y frontwoman de Trementina en una charla que tuvimos, ella, Andrés Yañez (baterista) y yo durante su visita a México por su presentación en el festival Nrmal.

 

El alejarse de Santiago, Chile para tener un completo control creativo fue la decisión más seria que los chicos pudieran tomar. Después de tres años en que la banda había estado en activo e incluso tuvieron una pequeña gira en Japón auspiciada por Vinyl Junkie Records, había llegado el momento de tomar las riendas, sentar cabeza y plantearse algunas preguntas existenciales: ¿Cómo queremos sonar? ¿Quiénes queremos ser? ¿Qué es lo que tenemos que mostrar?

 

Gracias a Brilliant Noise, Almost Reach the Sun y SPD, todos de 2015 y considerados por Vanessa y Andrés como EPs, Trementina logró colocarse como una destacada banda chilena de shoegaze, como pocas surgidas del cono sur y que llegan a una fama internacional en tan corto tiempo. Ahora, con 810 volvieron a dar un paso tremendo (de casi 10 millones de kilómetros en línea recta) al afiliarse a Burger Records, el sello californiano que tiene en su catálogo a bandas como Ty Segall, FIDLAR, Habibi y The Growlers, y con el que lanzaron un full release (CD, vinilo y cassette) de este nuevo material. Pero ¿qué tan pro (o no) está?

 

Sin duda, el cambio más notorio en las nuevas canciones es que las distorsiones de guitarra pasaron a segundo plano y ahora protagonizan teniendo rítmicas y pegajosas melodías que el escucha puede seguir con emoción. Así lo demuestra su sencillo “Please, Let’s Go Away” (el cual también abre el álbum) pues es un festivo y bailable tema, características que ejemplifica lo que Vanessa describe así:

 

Nosotros somos sudamericanos, entonces también agregamos un beat un poco más movido. La diferencia entre nosotros y un gringo es que nosotros sabemos bailar. ¡Es verdad! Tenemos que tenerlo impreso, tenemos que tener alguna sabrosura propia pero sin perder la identidad del género.

 

El reverb y el delay ahora son atmosféricos complementos del beat llevado por la batería, a pesar de que esta fue el último elemento integrado al disco. De hecho, Andrés se incorporó al final del proceso y los demás miembros elaboraron las baterías de manera sencilla para que cualquiera pudiera tocarlas. Aún así hay una armonía entre los elementos pues no fue compuesto a modo de jam session. Todo estaba siendo calculado. Otra cosa diferente, a nivel producción, es la voz de Vanessa que anteriormente se camuflajeaba con las distorsiones propias del shoegaze, y ahora mantiene el mismo estilo pero pasa al frente dando personalidad a las canciones con dulces (muy dulces) matices.

 

Diríamos que 810 es un álbum dream pop; las guitarras están mucho más definidas, son rítmicas y reiterativas, y por tanto es fácil para el oído seguir sus melodías. Sin embargo, los efectos que utilizan en determinados momentos asoman algunas influencias del ambient y el downtempo como en “A Place Up in the Sky” y “Fall Over Myself”. También juegan con arreglos synthpoperos en los casos de “Oh Child” y “The Sound & the South” que dan un toque elegante y retro a su trabajo.

 

Este es un álbum bastante agradable. Ni bueno ni malo, y mucho menos mejor o peor que su trabajo anterior. Simplemente hay que contemplarlo con otros ojos (y oídos) abiertos al cambio. Trementina pulió sus mejores cualidades para esta entrega, y (afortunada o desafortunadamente) dio un paso adelante para dejar al shoegaze sólo como una herramienta de sus canciones y no como una condición permanente.

 

 

Tracklist:

  1. Please, Let’s Go Away
  2. All I Wanted
  3. Oh Child
  4. Out of the Lights
  5. No Control
  6. The Sound & The South
  7. A Place Up in the Sky
  8. Fall Over Myself
  9. 810

 

 

 

Me suena a: School of Seven Bells, Wild Nothing, Ringo Deathstarr 

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Contacto y Aviso Legal

Sound & Vision México ® | Todos los derechos reservados 2013 |