LA RESEÑA

Integrity Blues – Jimmy Eat World


Exotic Location Recordings, 2016

Valorización

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Para el momento en que estoy escribiendo esta reseña los USA ya tienen nuevo gobernante, a pesar de que artistas e influencers entre los que se cuentan Roger Waters, U2 y Obama (presidente) por citar algunos, manifestaban abiertamente su rechazo al ahora presidente Trump (hasta escribirlo se siente raro). Al final de la contienda se alzó con una contundente victoria. No me compete analizar los cómos ni los porqués, lo que verdaderamente nos atañe es resaltar que también en ese país hay músicos que desafían los discursos de intolerancia y se pronuncian a favor del respeto y la igualdad de oportunidades. Tal es el caso de Jimmy Eat World, quien participó con “My Enemy”, un tema exclusivo para el recopilatorio –for a Trump free America– y que da muestras del buen momento creativo por el que atraviesa la banda, que además trae un nuevo LP bajo el brazo.

 

Casi 20 años han pasado desde que los oriundos de Arizona hicieran su debut  en una disquera transnacional, tiempo en el que han insistido en cruzar el muro (guiño) sonoro que les confiere el haber sido parte fundamental de una escena emo que es vista en retrospectiva con cierto desdén por algunos actos que la desvirtuaron. Pero como en todo, hay excepciones, y Jimmy Eat World constituye una ejemplar, y lo demuestran llegando renovados a su novena producción cosechando algunas de las mejores críticas desde los días de su obra cumbre Bleed American, e incluso siendo auspiciados indirectamente por Taylor Swift, quien hizo lipsync del mega hit de la banda “The Middle” para un comercial de Apple, (después ellos le regresarían el favor haciéndole un cover en tv, pero esa es otra historia).

 

 Integrity Blues es el nombre de su más reciente LP que nos hace sentir como en casa desde el primer minuto en “You with Me”, con esa dinámica que tienen depurada –verso minimalista y coro pegadizo- solo que ahora incorporan sutiles texturas atmosféricas, lo que da el primer indicio de expansión en el sonido de la banda. Una vez cómodos no titubean en mostrarnos la alcoba principal con “Sure and Certain” y es mejor de lo que esperaba: guitarras ásperas, un ritmo trepidante, harmonías vocales, ganchos musicales infalibles y esporádicas pero acertadas notas de piano que me recuerdan a Death Cab for Cutie; la letra habla de cuan limitante puede ser el concepto de perfección, pero irónicamente aquí flirtean con ese mismo nivel de ejecución logrando encapsular todo aquello que los llevó a tener éxito comercial.

 

El momento “Futures” del disco lo ponen “Pass the Baby” y “Get It Right”, dos temas que retoman las atmósferas densas y oscuras de aquel entonces, pero ahora con ese rush de adrenalina que se había estado empolvando en el ático. La primera, de compás lento, permite irla construyendo de a poco, incorporando sonidos que van aumentando la tensión hasta un punto insostenible para hacer estallar unos riffs de guitarra y batería dignos de Tom Morello y los machine. La segunda es un numero rock mid-tempo que acaba antes de haber empezado, o al menos así parece, ya que maneja una estructura poco convencional, guardando un gran coro para el final de la canción y dejándonos como a mitad del viaje.

 

Para la segunda parte del álbum bajan le ritmo para ofrecer temas como la melódica “You Are Free”, con versos que se quedan muy fácil en la mente; la solemne “Integrity Blues” en donde Adkins experimenta un poco con su rango vocal y su singular falsete; o “Through” con un aire familiar, quizá de la era de Chase This Light, y un solo de guitarra que el mismo Billy Corgan aprobaría.

 

Como ven, en esta producción todas las piezas están en su lugar, y esto les ha devuelto la relevancia que por momentos parecía perdida después de algunas entregas un tanto insípidas, en las que se sentía que la banda estaba en piloto automático. De ahí la importancia de Integrity Blues en su timeline, ya que logra catapultar sus anteriores aciertos hasta alturas poco exploradas por Jim Adkins y compañía, a la vez que integra elementos que le dan ese toque de modernidad a su sonido; y la mejor manera de ratificar su regreso es con una obra discográfica que asume riesgos, denota madurez y se atreve a mirar sobre el hombro a sus glorias pasadas.

 

 

Tracklist:

  1. You with Me
  2. Sure and Certain
  3. It Matters
  4. Pretty Grids
  5. Pass the Baby
  6. Get Right
  7. You Are Free
  8. The End Is Beautiful
  9. Trough
  10. Integrity Blues
  11. Pol Roger

 

 

Me suena a: Taking Back Sunday, Death Cab for Cutie, Blink 182

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Contacto y Aviso Legal

Sound & Vision México ® | Todos los derechos reservados 2013 |