LA RESEÑA

Pe’ahi – The Raveonettes


Beat Dies, 2014

Valorización

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Cada álbum de The Raveonettes es una buena oportunidad para que nuevos fans comiencen a familiarizarse con su propuesta, así como una magnífica manera de re enamorar a los viejos seguidores. A lo largo de su discografía, las influencias y proposiciones de Sune Rose Wagner y Sharin Foo han sido muy consistentes: ese The-Velvet-Undergournd-frente-a-frente-con-JAMC-en-tiempos-del-Psychocandy en una disputa por conservar la tornamesa más vieja y las bocinas más deterioradas; un sonido que raspa pero no lastima; que rechina pero no de nuevo sino de oxidado; que no cambia pero tampoco cansa. Esto me hace pensar que en el presente es probable que no haya una banda más fiel a su propio estilo como ésta, que aunque se niega a recorrer otros senderos sí se muestra abierta a matizarse con estados de ánimo y conceptos líricos diferentes, como vuelve a suceder en Pe’ahi.

Reseña: Pe’ahi de The Raveonettes

Éste, el octavo LP en su catálogo (si contamos el Rarezas y labos B) llegó hace apenas unos días sin previo aviso tomándonos de sorpresa, sobre todo si consideramos la época mediática que vivimos, en la que con tanta competencia parece increíble que alguien se atreva a prescindir de una previa campaña de promoción para su material discográfico. Esta dupla danesa lo hizo porque ni siquiera lo necesita. Con o sin marketing aquí estamos, otra vez, pegando el oído a su melódico y pomposo ruido aunque nuestros tímpanos sufran para descifrar una vez más sus oscuras -y muchas veces románticas- intenciones.

 

Es importante detectar el epicentro creativo del álbum. Ese punto es “Endless Sleeper”, tema inspirado en un accidente que Sune Rose sufrió años atrás en una playa en Hawaii (de ahí el título del disco, por un famoso spot para surfear) en el que, en sus propias palabras, casi termina ahogado. La idea de una vida de excesos, llena de riesgos y sin medir consecuencias dio pie a esta composición. De aquí en adelante su fiesta distorsionada agarra vuelo.

 

Los minutos luego transcurren entre la espontánea “Sisters”, más poderosa y pesada de lo habitual pero con buenos interludios de mesura; pongan atención al estruendo de la guitarra en el solo cerca del final, ejecutado sin una cuerda que se reventó al instante en el estudio de grabación. El tiempo vuela también con “Killer in the Streets” y “Wake Me Up” que no son muy diferentes una de la otra, sobre todo en sus matices industriales o más poperos. Tres canciones que arriesgan sólo lo necesario.

 

“Z-Boys” es lo más memorable de la producción. Un homenaje a los jóvenes adolescentes: sus pasiones, su genio y creatividad; inspirada específicamente en los que practican deportes extremos (surfers, skaters). Se nota la pasión con la que Sharin y Sune se desenvuelven aquí regalándonos una balada dulce y con ese característico reverb en sus guitarras que nos hace creer que éstas podrían explotar en cualquier momento. Luego llega un cambio de temática con “A Hell Bellow” que trata sobre la infidelidad y las traiciones pero con una resonancia no muy diferente a Z-Boys; esto es estribillos igual de tiernos, encontrando ese espectro tan característico con el que parecen saludar al horror desde una colina llena de flores frente a un arcoíris de opacos colores. Lo mismo pasa con “The Rains of May”, canción sobre el desamor o la nostalgia del amor perdido; una balada dulce-oscura más al mero estilo de The Raveonettes. Vale decir que en esta parte del disco se siente algo similar a lo que se experimentó de principio a fin en Lust Lust Lust (2007) con ese sonido tan abrasivo.

 

Y aunque esta producción en su totalidad cuenta con baterías programadas, “When Night is Almost Done”, inspirada en el poema de Emily Dickinson, prescinde de cualquier intento de beat basando todo su atractivo en las estridentes seis cuerdas y esas atmósferas glaciales que siempre se respiran cuando se acerca el final de sus discos (para los que conocen el trabajo de The Raveonettes al pie de la letra, sabrán a lo que me refiero).

 

Dejo “Kill” y “Summer Ends” al final. Los temas aunque no más melódicos ni afortunados en resonancia, sí los más poderosos y esto tiene una explicación: hablan sobre el padre alcohólico y misógino de Sune Rose Wagner, quien lo recuerda con cierto odio, reviviendo agrias experiencias como el encontrarlo teniendo relaciones con mujeres extrañas en la misma cama que compartía con su madre, desfigurando así y desde entonces la imagen perceptiva que tenía sobre él hasta su muerte el año pasado. El ruido excesivo en algunas partes de los tracks, así como la pesadez de sus beats son así necesariamente para poder acompañar la fuerza de sus letras.

 

Así como existen artistas que a lo largo de sus carreras han sobrevivido bajo el precepto “reinventarse o morir”, hay otros que por el contrario le apuestan su vigencia a la continuidad de un estilo que con el tiempo se va haciendo muy propio y hasta pueden ir evolucionando. Este segundo caso es sin duda el de The Raveonettes, una banda que no ha caído en las tentaciones de los cambios radicales ni la experimentación disparatada; ellos se mantienen firmes y convencidos con su ideal de ruido y su cosmovisión del encanto bizarro. No claudican ni se traicionan a sí mismos y de alguna manera admirable se las ingenian para que su nuevo disco no parezca una copia del anterior, pues cada uno tiene su propia marca e incluso refleja los diferentes ápices creativos por los que pasa la banda. Pe’ahi quizás no tiene los ganchos melódicos de Pretty in Black o la cohesión de Lust Lust Lust, mucho menos la elegancia y la madurez que se sienten en Observator, pero sí logra reunir las piezas clave que hacen de su sonido un sello distintivo que marca diferencia bajo cualquier circunstancia.

.

Reseña: Pe’ahi de The Raveonettes

.

Tracklist:

  1. Endless Sleeper
  2. Sisters
  3. Killer in the Streets
  4. Wake Me Up
  5. Z-Boys
  6. A Hell Bellow
  7. The Rains of May
  8. Kill!
  9. When Night is Almost Done
  10. Summer Ends

.

.

.

Me suena a: The Jesus and Mary Chain, Magic Wands, The Casket Girls

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Contacto y Aviso Legal

Sound & Vision México ® | Todos los derechos reservados 2013 |