LA RESEÑA

Summer 08 – Metronomy


Because, 2016

Valorización

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Metronomy es una de esas bandas que de a pocos y entre más personas van llegando a su música, más sorprende y menos indiferentes las deja. Ya sea desde los sencillos, sus instrumentales, las composiciones más inusuales de su líder Joseph Mount, o su puesta en escena, los británicos se ganan con cada disco un espacio muy particular en la historia musical reciente. El lugar de aquellos que con puro trabajo de hormiga han logrado una aceptación respetable entre el público.

 

El sucesor de Love Letters, álbum que terminó de ponerlos en el mapa del indie a nivel internacional, se llama Summer 08. En palabras de Mount es una secuela de su movido (y bien friki, todo sea dicho) trabajo del 2008, Nights OutEso sí, con una diferencia muy importante: mientras el disco que contenía “Radio Ladio” fue grabado junto con los miembros estables de la banda, este nuevo LP es el primero desde su debut Pip Paine (Pay the £5000 You Owe) que es grabado única y exclusivamente por Mount sin participación de los otros miembros.

 

Claro, eso no impidió que colaborara (directa o indirectamente) con otros artistas. Por un lado, y para tener un ambiente movido pero más centrado en la discoteca que Nights Out, Mount reclutó al DJ Mix Matter Mike, conocido por trabajar en los últimos álbumes de estudio de los Beastie Boys, para dar el acabado que buscaba en las canciones. Por otra parte, tenemos colaboraciones como la de Robyn, interpretando el tema “Hang Me Out To Dry”.

 

Con relación a los adelantos, “Old Skool” y “Night Owl” (video) anticiparon el giro que da Metronomy en su quinto trabajo de estudio: del sonido orgánico y new wave de Love Letters pasan a invadir la pista con ritmos disco, sintetizadores y un aire engañosamente festivo. El trabajo de Mix Matter Mike se nota de inmediato (especialmente en “Old Skool”) dando una idea de lo que Mount tiene para mostrarnos esta vez.

 

La apertura es con “Back Together”. Parece seguir la idea de hacer algo bailable, friki con instrumentos tradicionales de Nights Out. Hay un pulso de guitarra constante en las partes cantadas por Mount, alternado por momentos de sintetizador que varían entre lo misterioso y lo brillante. Las líneas de bajo son contundentes, atrevidas, enganchan sin mayor problema, tal y como lo sabe hacer Metronomy.

 

Es un buen arranque seguido por “Miami Logic”; ochentero a más no poder, es un tema donde el bajo se hace en el centro de la acción como si todo lo demás emergiera a su alrededor para protegerlo. Esa será una dinámica clave en Summer 08: la importancia primordial del bajo y su ritmo, alrededor del cual se confecciona cada canción del álbum. Por supuesto, donde mejor se aprecia eso es en “Old Skool”.  Es verdad que arranca con un beat y una línea de sintetizador pero con el paso de los segundos será ese bajo ingenioso y adictivo el que conduzca la canción a placer. Lo demás, incluso la voz es mera excusa para que el tema no sea instrumental. Eso sí, excusa muy bien ejecutada. No resulta difícil situar esa canción como un término medio entre Daft Punk, el techno de Detroit y el house más puro y energético que se puedan imaginar. Una autentica joya.

 

Turno de “16 Beat”, aún más ochentera, en la linea de los New Order de Technique. Está protagonizada por una percusión exótica y unos sintetizadores muy ligados a la tradición de Ibiza y ese imaginario de la cultura rave. Pasamos a “Hang Me Out To Dry”, con la mencionada participación de Robyn a dueto con Mount. Su presencia es arrolladora. No soy fan de la sueca (aunque reconozco que tiene una carrera muy respetable) pero escucharla apoderarse de esa forma de la canción, hacerla tan suya es sorprendente.

 

Acto seguido encontramos el primer instrumental, “Mick Slow”. Ritmos lentos y un aura synthpop reforzada por el hecho de contar con un sampleo de la canción “Weather The Windmill”, extraida del primer álbum solista de Mick Karn, el emblemático bajista de Japan. Tal vez eso explique el aire taciturno y new romantic de la canción. Para “My House” nuevamente el bajo dice presente, ahora sosteniendo un synthpop más propio de lo que acostumbra Metronomy (retro pero elegante) mientras que Mount ofrece su mejor interpretación vocal del disco.

 

Un buen abrebocas ambos temas para lo que nos vamos a encontrar en “Night Owl”, donde se cruza el aura romanticista de “Mick Slow” con el bajo pronunciado de “My House”, y de paso le suma un beat sencillo pero rompedor. Los cambios de tono en el sintetizador dan como resultado una canción más orgánica, y lo más cercano al Metronomy “en banda” que vamos a encontrar en Summer 08. El final con “Love’s An Obstacle” y el instrumental “Summer Jam” dejan a las claras que con o sin banda al lado, Mount ha convertido a este proyecto en una fuerza de respeto en el panorama musical de la actualidad.

 

Más allá de que los ritmos disco y synthpop ya se hayan probado hasta el hartazgo en los últimos tiempos, la gracia con Summer 08 está en cómo partiendo de una idea melódica muy distinta a la del resto de sus contemporáneos consigue salir bien parado. Los teclados y sintetizadores generalmente son sostenidos, los patrones discotequeros suelen sostenerse en una línea de bajo a la que se le van añadiendo los detalles, pero siempre partiendo de una lógica más propia de grupos art rock de los 70s tipo Roxy Music. Pasan tan fácil de lo sintético a lo orgánico y viceversa, que el día que decidan hacer shoegaze orquestal no nos debería extrañar. Deberíamos alegrarnos.

 

 

Tracklist:

  1. Back Together
  2. Miami Logic
  3. Old Skool
  4. 16 Beat
  5. Hang Me out to Dry (ft Robyn)
  6. Mick Slow
  7. My House
  8. Night Owl
  9. Love’s Not an Obstacle
  10. Summer Jam

 

 

 

Me suena a: Daft Punk, New Order, Was (Not Was)

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Contacto y Aviso Legal

Sound & Vision México ® | Todos los derechos reservados 2013 |